Dentro…

bty

Fluir. Como el mar que empuja sus aguas hacia la orilla, donde  la espuma se hace flor o fruto. Dejar fluir el espíritu, las ideas y el sentir hacia los sueños que galopan y van de una puerta a otra de tu cuerpo. Amar ese fluir, como a la eternidad que es el ahora, el eterno ir y volver del mundo.  Fluir como el sonido que del mar viene, sereno y silencioso hasta que otra ola aparece y con ella su melodía fabulosa, la melodía que inundará tus células con su ritmo de eternidad. ¿De dónde vienen estas aguas? ¿Del África indomable, de los fiordos que parecen ojos de dios? ¿de dónde? ¿del Caribe real y maravilloso o quizás de la enigmática Asia o del Oriente? No lo sé. Sólo quiero pensar, contemplar, fluir con estas aguas poderosas y azules, que probablemente no traigan un sólo mar, sino todos los mares.

En los días que reinventes la felicidad, preguntes dónde estás, en qué azul del mundo se han quedado tus sueños y esa alegría vital con la que se conquista el imposible, cuándo preguntes y no sepas alejarte de la prisa y el caos, de la incertidumbre y la tristeza, o de la soledad más dura, pregunta al mar, al mar que ruge y es luego calmo, al mar que se retira y vuelve dejando su encaje de espuma ante ti.  Deja que fluya ante tus ojos, abrazarte con su brisa salina, y  escúchale decir: dentro.

Rosa Mª. Batista

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s